Isla del Coco a

78 Metros de Profundidad

April 2012 - La Nacion, Costa Rican Newspaper
© copyright by Undersea Hunter Group
© copyright by Undersea Hunter Group

La Isla del Coco siempre ha estado envuelta en historias de piratas y tesoros. Desde que se convirtió en parque nacional, en 1978, los guardas aseguran que el verdadero tesoro está bajo sus aguas. Las primeras observaciones submarinas realizadas allí estuvieron a cargo de Gustavo Rodríguez en una expedición de 1905. Para ello, Rodríguez usó un casco duro conocido como escafandra.

Una vez que Émile Gagnan y Jacques-Yves Cousteau inventaron el sistema de buceo llamado Scuba, en 1943, la isla se convirtió en uno de los sitios de buceo más importantes del mundo. Así, solo en el primer trimestre del 2012, 803 turistas visitaron este lugar, el 85% de ellos atraídos por el buceo en arrecifes colmados de peces (muchos tiburones) e invertebrados.

Desde el 2006, un minisubmarino brinda otra opción para conocer lo que resguarda este sitio, declarado patrimonio natural de la humanidad. El Deep See está en capacidad de llegar a 450 metros de profundidad para realizar operaciones de turismo e investigación.

Invitado por los guardaparques y la tripulación a cargo del Deep See, un equipo de La Nación se sumergió a 78 metros para conocer ese tesoro natural.

En una burbuja. El minisubmarino utiliza a la embarcación Argos como plataforma de operación. Esta se encontraba en bahía Chatham, una de las tres que tiene la isla.

Desde allí, un bote más pequeño –tripulado por Carlos Felipe Chacón y José Antonio Castro– se encargó de remolcar al minisubmarino hasta el sitio de la inmersión. En este caso, el lugar seleccionado fue el monte submarino Everest, una roca sumergida colmada de corales que se encuentra a 1,5 millas náuticas del islote Manuelita.

El Deep See tiene una esfera acrílica de 8,4 cm de grosor, que da la sensación de desaparecer al contacto con el agua, lo que da un ángulo de observación de 360 grados. Asimismo, esta esfera permite crear una atmósfera única como si se estuviera en una burbuja. Durante cerca de una hora, la temperatura dentro de ella fue de 26 °C.

El minisubmarino tiene espacio para tres personas: dos pasajeros y el piloto, que en esta ocasión fue Eli Temime.

Científicos, como el costarricense Jorge Cortés y la estadounidense Sylvia Earle, ya utilizaron el minisubmarino para realizar estudios en una expedición organizada por National Geographic, en el 2009.

Conforme el Deep See bajaba a una velocidad de 13 metros por segundo, los aparatos en el interior de la burbuja iban adquiriendo una tonalidad influida por el azul del agua y las medusas se veían suspendidas en la columna de agua.

Al llegar a los 50 m, el agua parecía ser aceitosa. Ese fue un indicador de que se estaba pasando por la llamada termoclina, área de transición donde se encuentran las masas de agua caliente con las masas de agua fría. Pasada la termoclina, se llegó a aguas profundas y frías.

“No hay muchos lugares en la isla donde haya coral negro. Aquí hay porque estamos en aguas muy frías”, dijo Temime. Este era uno de los tipos de coral que cubren el Everest, cuya base está en una pendiente entre los 75 y 95 metros de profundidad. ”La roca sirve a los peces para resguardarse de la corriente y así descansar”, comentó. Allí había morenas, peces trompeta y ángel, así como atunes.

El minisubmarino está equipado con luces y una cámara de video en alta definición. Eso sí, el acrílico hace que los objetos se vean un 30% más pequeños de lo que son.

”La ventaja es que el minisubmarino casi no produce burbujas que ahuyentan a los peces, en especial a los tiburones martillo”, explicó Temime, y no había terminado de decirlo cuando un banco de 200 martillos se observó en la parte superior del acrílico. En el suelo arenoso sobresalían invertebrados como estrellas de mar.

En esa inmersión también se vieron tiburones sedosos e incluso un tiburón zorro, cuya cola puede medir tanto como su cuerpo.

Subir a la superficie toma tan solo unos minutos. La burbuja emerge del agua y mientras se espera que llegue el bote, al fondo, la isla ofrece su hermoso paisaje.
back to top
Articles
Links
Sitemap
designed by bilderreich